21 febrero 2010

Perdì a mi madre!

Estoy viviendo el momento más amargo y triste de toda mi vida...Mi mamá murió dejandome una inmensa soledad y dolor . Se fue mi Negra, ayy mi viejita que pena tan grande es perderte.

10 comentarios:

  1. Juana mucho lamento tu dolor el cual es muy comprensible pues perder uno de los padres es como perder parte de uno mismo. Se que en estos momentos cualquier palabra de consuelo lucen vacias, solo te deseo fuerzas para superar el dolor y atesorar el tiempo que pudiste disfrutar de ella. Mucha Paz y mis sinceras condolencias.

    ResponderEliminar
  2. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAh Juana lo siento muuuuuuuuuuuuuuuucho de verdad, tu sabes que te quiero mucho porque eres una de mis mejores amigas virtuales, aunque no te conozco eres parte de mi vida digital y no podría concebir la misma sin ti, de verdad estoy contigo en este momento tan amargo por el que estás pasando, te quiero mucho, tu amigo El gato, con cariño.

    ResponderEliminar
  3. La pérdida de un ser querido siempre nos deja un dolor muy profundo, que llega a su punto más hondo cuando se trata de uno de nuestro progenitores. Dios es el Señor de la vida y dueño de nuestros destinos y único con capacidad para devolver la tranquilidad espiritual necesaria en momentos difíciles, ponte en manos de él, que sabrá colocar todo en orden, en el tiempo preciso.

    Juana, yo sé que en momentos como éste todo lo que uno pueda decirte es pura teoría, pero sujétate del Señor; y abraza a tu flaca, el amor de un niño hace milagros.

    ResponderEliminar
  4. Los siento mucho :( pero recuerda que ella esta en un lugar mejor...sigue adelante y haz las cosas buenas que ella te enseñó.

    ResponderEliminar
  5. Juana la muerte es algo que a todos nos llega. Es doloroso, pero solo queda recordar los buenos momentos que tuvimos con ellos. Recordar las alegrias que nos dieron asi como nosotros a ellos.

    Tu eres un fruto de ella asi como tu hija. Que Dios te dé la fuerza para superar ese dolor tan grande que es perder a los padres.
    Lo siento y mucho, querida Juana.

    ResponderEliminar
  6. Amig@s gracias a todo@!

    ResponderEliminar
  7. Juana leggo adesoo del tuo grande dolore.
    Mi dispiace molto, la perdita della persona cara è una esperienza triste ... pesante... dolorosissima...
    Condivido la tua grande pena.... io personalmente ho provato questo dolore 14 anni fa... però in 25 giorni ho seppellito entrambi i miei genitori.... mio papà è morto 25 giorni dopo la mamma.... ti capisco.
    Un forte abbraccio

    ResponderEliminar
  8. Tochira tu sabes que eres parte de mi vida digital y que siempre estarás en mis oraciones, me alegra saber de ti y de que apesar de todo estás emprendiendo nuevos proyectos también serán los míos, se te quiere muuuuuucho, y gracia spor incluirme dentro de tus amigos, ¿quiero saber si tu mami era cristiana y de que iglesia?, no es por nada sino por esa canción que me encanta y es una de mis favoritas. Tkm bye

    ResponderEliminar
  9. Siento mucho que hayas perdido a tu mamá. Yo perdí la mia a los 17 años en el 1992. En verdad es algo que sólo lo mejora el tiempo. Alguien me dijo una vez que yo no había superado la mierte de mi madre y yo le dije que la muerte de un ser querido no era on resfriado. Eso uno nunca lo supera, eso es algo con lo que aprendes a vivir. En verdad que nos hacen mucha falta, especialmente cuando nos hubiese gustado compartir algo con ellos (como el nacimiento de mi nene hace un año) y no puedo.

    ResponderEliminar
  10. Cuanto lo lamento! cada vez q alguien a quien conozco le pasa esto me sobrecoge el dolor d pensar q de seguir el ritmo de la vida su curso normal,me tocara vivir 2 dias amargos, ya que mis padres aun estan con vida....no kiero ni imaginarlo.

    Deseo que encuentres la sabiduria yentereza para asimilar esto. Desde antes se que eres bien amueblada de la cabeza algo que te hara recordar a tu vieja con la alegria que de seguro te brindo a traves de su existencia.

    lo lamento mucho, mucho.

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras, hasta luego!